imagen

 

El silencio esconde y las sonrisas confunden.
El silencio otorga y las sonrisas se pudren.

Las sonrisas alegran y el silencio calla.
Las sonrisas son ruidosas y el silencio raya.

Esconder confunde.
Otorgar pudre.
Alegrarse calla.
El ruido raya.

Las muñecas asustan y los dedos controlan.
Las muñecas engañan y los dedos funcionan.

Los dedos se mueven y las muñecas los imitan.
Los dedos se paran y las muñecas quedan fijas.

Asustar es controlar.
Engañar siempre funciona.
Ellos se mueven y nosotros imitamos.
Ellos se paran y nosotros nos quedamos anclados.

Anuncios