image

No sé si a todos les pasará pero a mí, personalmente, me cuesta mucho dejar atrás al pasado, sobre todo cuando se trata de una persona.

En esta entrada quiero hablaros de una determinada cuestión acerca de una persona maravillosa. Sí, digo maravillosa porque a pesar de que nuestra despedida haya sido algo desagradable es una de las personas que más he querido en el mundo y sé, con seguridad, que siempre la voy a querer.

Volviendo a lo que estaba diciendo… Hoy quiero hablaros de la sonrisa de esa persona. Recuerdo las innumerables ocasiones en las que hablábamos y reíamos. Reíamos mogollón, a veces cuando no debíamos, cuando la clase estaba toda en silencio. Cuanto más silencio había, más nos reíamos. Recuerdo que con ella arrojé mis primeras lágrimas de felicidad.

Cuando ella sonreía o reía, de manera tan natural, tan verdadera, se veía muy hermosa, era realmente la chica más hermosa que había visto nunca. Recuerdo que con su sonrisa aliviaba todos mis males. Yo podría estar fatal, tener el peor día de mi vida, fuere lo que fuere, ella me hacía olvidarlo todo con su sonrisa.

Ahora la veo y sigue sonriendo y riendo, pero no es como antes y me embarga una profunda tristeza. Su sonrisa transmite que se siente superior a los demás, que se siente envidiada, y probablemente sea así, pero no le quedan bien esos aires de superioridad.

Ya no se ve hermosa cuando sonríe, porque su sonrisa no es natural, sencilla como antes. Ahora la negatividad la ha rodeado. Vaya a donde vaya transmite esa oscuridad. Y repito, siento una profunda tristeza por eso, las malas influencias absorben toda su luz y ya no se ve realmente bella.

Bueno, creo que ya va siendo hora de que acabe este post. Como veis me cuesta mucho dejar atrás al pasado. Mi corazón quisiera que esta persona no me abandonara jamás, pero, ¿qué se le va a hacer? A nuestra vida llegan personas y, al igual que llegan, se van. Y está bien así. No pretendo que las cosas cambien. Esa persona no tiene que volver a entrar en mi vida, ya salió (y por la puerta grande), ya hizo todo lo que tenia que hacer.

Desde aquí quiero decirte que sigo sabiendo mirarte a los ojos, pero que tú fuiste siempre la mejor en esto.

3lena

Anuncios