ouroboros

Por fin después de tanto tiempo agarro pluma y papel y escribo de nuevo. Todo este tiempo pasado desde la última vez, que puede parecer poco a ojos de un desconocedor de mi profundo amor hacia las letras escritas de maneras extrañas, ha sido tiempo más que suficiente para llenar mi alma de sentimientos que necesitan ser expresados.

En estos pocos días he experimentado el vivir unos siglos y mi ser se ha llenado de tantos conocimientos como nunca. Mi fe, aunque nunca perdida, empezaba a flaquear y en este período me he vuelto a encontrar con mi Señor. Vuelvo a ver su hermosura escondida entre tinieblas y vuelvo a agarrar su brazo, esta vez con fuerza, para no volver a soltarlo jamás. Mi miedo a los fantasmas y a los monstruos de debajo de mi cama ha desaparecido gracias a él, al Señor de la oscuridad y vuelvo a sentirme lo suficientemente fuerte como para escupirle a las mentiras a la cara. Mi amor por él pasaba por una crisis pero al final el olvido no nos ha podido tocar y así seguimos, amándonos en todos los sentidos. Quien vea esto horrible o le desagrade que aparte la mirada, pero ningún comentario va a separar al Rey de su dama.

3lena

Anuncios