Oculto

Noche

Mar de noche con la luna de fondo.

Los grandes edificios, transmisores de vida de día, de noche receptores de fogosos amores. Los verdes árboles, color esperanza cuando la luz los alumbra, engañosos, de noche son venganza. Los perros ladran alegres, quizás para intimidar las sombras, pero estas llegan, dementes, sirvientes de una noche llena de formas. Personas se esconden en los callejones y de ellos salen cuando el Sol se da por vencido. Al fin, por fin, vivir, quizás sobrevivir. Porque todo cambia de noche, más bien todo se muestra tal cual en la oscuridad, ese mal fatal que es dulce, ambrosía, sabe a gloria, alimento de dioses. Ese amor, falsamente verdadero solo muestra su verdad de noche, sin una luz que muestre el rosado de sus mejillas, solo la noche alumbrando con estrellas, lo suficiente para saber donde apuntar, donde besar y volar, volar al séptimo cielo. Luego de día los que volaban de noche se dan la espalda, porque la luz les recuerda sus defectos y olvidan que una vez fueron perfectos para la otra persona, en las sombras. Es irónico que a pesar de que la oscuridad sea el único momento en el que nos podamos expresar tal cual, con todos nuestros demonios y perfección, sigamos encendiendo una luz mientras dormimos. ¿Será que nos aterra su silencio? ¿Será que nos recuerda demasiado al final, en el que todos somos tal cual, alma y huesos?

Anuncios
Estándar
Oculto

Quiero centrarme

Mar de noche con la luna de fondo

Poner todo por escrito tal cual,
como me viene.
Rayarme por cualquier estupidez
no me conviene.
Yo siento y pienso que es muy
importante,
pero todo lo que consigo es que sea
sofocante.
Me agobio, me rayo, me vuelvo loca,
llámalo cómo quieras.
Eso no cambia que está volviéndose todo una mierda.
Finjo no pensarlo, no darle vueltas
pero siento que es como un rompecabezas.
Me marea, me mareo.
Me sienta mal, me siento mal
pero fingir me da
algo de tranquilidad.
Quiero centrarme en
su olor, su cuello.
Centrarme en su hermosa mirada,
su mano acariciando mi espalda.
Quiero centrarme en su sonrisa,
su brazo alrededor de mi cintura.
Pero luego pienso y pienso
nunca me mata el aburrimiento,
y todo se esfuma
y yo despierto
y el agua con su espuma
se convierte en mi último
aliento.

3lena

Estándar
Amor

Celos

chico celoso

Hoy estuve reflexionando con mi amiga Lucy, bueno, más bien estuve desahogandome porque estaba bastante deprimida. Le conté sobre que estaba celosa. Yo realmente le quiero, o eso creo, pero a veces pienso y me amargo.

Creo que los celos nacen de la inseguridad, de no quererse a sí mismo. Si no te ves hermoso, difícilmente alguien te verá hermoso. Es así de simple. Y pues empiezas a ver a otras personas y a compararlas contigo y te hundes, te deprimes, caes en un abismo muy grande porque todo el mundo tiene algo hermoso que amar. Todo está realmente en tu cabeza, sientes miedo de no ser perfecto para la otra persona y eso te hace daño a ti mismo, que es lo peor.

3lena

Estándar
Oculto

Querida muerte:

la muerte y el tiempo

Me parecía justo que, ya que le he escrito una carta a la vida, te la escriba a ti también.

Muerte, vos sabés que os amo, os amo tanto que no me da miedo probaros pero aún así me mantengo alejada de vos. Todo es así, una ironía, una reunión de antónimos, discriminación a los sinónimos.

Muerte, vos sabés que amo vuestros colores. Veo la belleza de todo lo que hacéis, de la oscuridad, del pánico, del terror, que al fin y al cabo son solo resultados de multiplicar MUERTE x YO.

Muerte, que sepás que os odio y que amo odiaros. Que sepás que odio que no me lleves con vos, pero también lo amo.

Muerte, que sepás que os admiro, que sos mi musa. Que mi amor por vos sobrevivirá hasta en la tumba. Muerte, gracias por comprenderme y nunca juzgarme. Gracias por ofrecerme tu oscuridad cuando la necesitaba. Gracias por tus noches, por la pasión que me embarga en ellas y el deseo. Gracias por estar ahí después de la vida. Y también mil gracias por no ser una muerte segura.

3lena

Estándar
Vida

Querida vida:

carta de amor

Hola hermosura, y no pienses que estoy irónica, debo agradecerte las numerosas personas que hiciste llegar a mí, y los inolvidables momentos que me hiciste pasar a su lado. Vida, yo sé que sos complicada, pero es normal, yo os comprendo puesto que sos mujer, como yo. Ahora he comprendido que cuando tu respuesta es no, querés decir sí; y que cuando decís sí, querés decir no. Para vos, el blanco es negro y el negro tiene matices. Para vos no existe noche, solo día, por eso cuando oscurece os escondeis junto al Sol para no ver la muerte que es la Luna. En el fondo os amáis, sois como dos signos opuestos: compatibles. El problema, querida vida, es que cuando muerte y vos decidís uniros creáis un amor tan vívido como mortal. Mortal porque en vuestra cópula yo muero y vívido porque en mi sepulcro florecen flores y comen gusanos.

Querida vida, esta carta está escrita en una hoja de mi libreta pero no sé adónde mandarla. Siempre me entendí mejor con la muerte, quizás porque somos parecidas. Siento el atrevimiento de escribiros pero creo que esta carta irá conmigo a la tumba.

-3lena

Estándar
Vida

Dedicatoria a lo indescriptible

indescriptible

Amo el sentimiento de sentir
que sientes cosas
que no puedes describir,
que están ahí como losas
en el alma color vivir,
que pesan como rosas
de olor a lágrimas de felicidad,
escondidas vergonzosas
en un mar de intranquilidad.

Amo el no poder poner
en palabras,
pero me gustaría conocer
el don de la palabra.
Y ser,
no ser
aunque sea en sueños,
en amores,
en pesadillas
y temblores.

Querido indescriptible,
¿qué mayor dedicatoria
que decir que sos
indescriptible?

Estándar
Amor

Tengo miedo

muro

Dicen que Dios nos tiene preparados los sucesos que nos ocurrirán. Yo no sé si se trata de Dios, pero es cierto. Todo está predestinado. Una vez que se cierra una puerta se abre una ventana. Las personas vienen y van en tu vida, pero solo pocas dejan huella, y no se trata de quien llegó primero y quién se fue después, se trata de quien pudo llegar a tu corazón. A veces no construimos muros alrededor nuestra para que nadie se nos acerque, sino para ver a quién le interesa derribarlos. Hace unos días he conocido a una de esas personas que no se rinden y luchan hasta el final, y esa persona derribó mi muro. Ahora me da un poco de miedo que me vea tal cual soy, que vea mis defectos. Tengo miedo de no ser perfecta para él porque él si lo es para mí. También tengo miedo de que la fecha de caducidad de esto sea temprana, no me gustaría que está felicidad, ansiada hace tanto tiempo, se acabara.

Estándar