chica mirándose al espejo

Los espejos reflejan todo. Puedes estar detrás de él pero él sabe que estas ahí. ¿Cuál es su cara? ¿Dónde están sus ojos? Tú no puedes verlo, él juega con ventaja. Los espejos quieren ser siempre más que Dios. Te ponen una imagen falsa ante los ojos alegando que eso eres tú, que eso que te rodea es el mundo. De esta manera no puedes verlo, no puedes saber quién es. Un día te hace ver bien y al otro te hace ver mal. Juega contigo, intenta volverte loco. Hace que tengas miedo. Que te preguntes qué hay detrás de eso. El único momento en el que te muestra como eres es de noche. Muestra tus sombras, tus miedos, tus ojos vidriosos, los labios secos. Muestra las arrugas del alma, las canas, las cicatrizes cicatrizadas, las heridas aún por cerrar. Muestra tu corazón abierto, las venas cortadas, la sangre que derramas porque no puedes derramar lágrimas. Muestra el odio, el amor en su máximo esplendor que es la pasión. Muestra como la muerte cansada de perseguir la vida se detiene a descansar, muestra como la vida cansada de correr se detiene a descansar también, y así las dos amantes se encuentran y se aman en un amor tan vívido como mortal. Como veis, de noche no muestra las mentiras que hicieron nuestra sociedad. De noche muestra la verdad. Que ninguno somos perfectos, que todos sufrimos, que fingimos no sufrir cortando nuestras lágrimas, que al igual que Dios odiamos, que el amor no es heterosexual sino que tiene matices. Como veis los espejos quieren ser siempre más que Dios. Yo la verdad amo los espejos, porque al igual que nosotros no son perfectos, por eso nunca vemos su verdadero rostro, por eso son caprichosos y solo nos muestran la verdad de noche, cuando pocos tienen el valor de mirarla.

Anuncios