pasado

Siempre me pasa lo mismo, recuerdo lo que fue y ya no volverá a ser, mis ojos se ponen vidriosos al aguantar las lágrimas y lo único que consigo es deprimirme más y más.

Tengo que dejar de vivir de los recuerdos, tengo que dejar de vivir en el pasado. El pasado es pasado, como su nombre bien indica, y el pasado, pasado está.

Escribo esta carta para recordar y luego encerrar en una caja fuerte todos los recuerdos. No es que olvide. Nunca olvido pero doy por cerrada la cuestión.

<>, odio esa frase, ojalá fuera mentira. Como echo de menos esos momentos…

Bueno, comencemos la carta…

Querido pasado:
Gracias por estar siempre en mi memoria, gracias por no irte y permanecer en mis recuerdos. Sé que una de tus funciones es hacerme ver que no padezco alzheimer, pero tu presencia también trae recuerdos que preferiría no recordar. Algunos son malos y otros son buenos, y estos últimos son los que más odio. Así que lo siento pero voy a dejar de vivir de ti. Espero que no te ofendas ni te sientas mal. Jamás te voy a olvidar, te doy mi palabra, ya que gracias a ti soy lo que soy, pero ya no voy a permitir que tu presencia me cause ningún dolor durante el día, pero te aseguro que cuando llegue la noche, hermoso pasado, tú serás mi bello amante y volveré a saborear el exquisito y sensual dolor de tus recuerdos.

Con amor,
3lena

Anuncios