Oculto

Colgados de un hilo

image

– “Miras hacia abajo y ves la mar desconocida, miras hacia los lados y ves el bosque oscuro, miras hacia arriba y solo ves el hilo del que estás suspendido. ¿Quién sujeta ese hilo? ¿Dios, quizás?  ¿El demonio? ¿O simplemente es el hilo que nos conecta a nuestro verdadero ser que se halla al otro lado soñando?”

“Sientes que tienes en el bolsillo un cuchillo, y abajo, en el agua, se ve un traje de buzo. Puedes decidir si cortar el hilo, ponerte el traje y sumergirte en el agua, o cortar el hilo, ponerte el traje y nadar hacia el bosque. Otra opción es escalar por la cuerda que te sujeta. ¿Qué hacer? Todo depende de si te gusta encontrar respuestas a lo desconocido y sumergirte en la mar; de si no tienes miedo de la oscuridad; o de si prefieres despertar.”

– “¿Y si decido no hacer nada?” – preguntó el alma.

– “Pues en ese caso te quedarás colgado de un hilo esperando el inevitable día en el que se romperá. Ya no estará allí el traje de buzo, la corriente se lo habrá llevado, y el cuchillo de nada te servirá si no estás en el bosque.”

– “¿Eso quiere decir que moriré? ”

– “Puede que sí o puede que no, es cómo preguntar si hay un Dios. ¿Quién realmente lo sabe? ¿Quién puede presumir de haber pegado a su puerta y regresado?”

– “¿Entonces cuál es la respuesta?” – preguntó el alma inquieta. – “¿Ser o no ser?”

– “Por allí escribí hace tiempo que la respuesta es ser, para después no ser y luego seguir siendo.”

– “¿Y eso qué significa?”

– “No me interrumpas. Ni siquiera sé si estaba en lo cierto. Y no tengo que explicarte nada, tienes que entenderlo tú sola, querida alma. Cuando lo entiendas decidirás si es verdad o no, o simplemente lo dejarás en un rincón de tu mente colgado de un hilo.”

El hilo que la sujetaba se rompió. Cayó al agua.

3lena

Anuncios
Estándar
Amor

Quien más siente

image

Dicen que quien menos habla es el que más quiere, y puedo afirmarlo. No sé si te quiero, solo sé que siento y vivo en mis sueños, allí estás conmigo. Y imagino cómo serán tus besos, el roce de tus manos…pero sé que nada se puede comparar a la realidad. Sé que la realidad será diferente, más intensa. Me gusta vivir mi mentira pero a veces prefiero la realidad, en la que el dolor duele, la alegría se siente y el amor mata lentamente. Porque el que calla es el que más siente, y yo siento, y callo. Porque sólo mi almohada sabe todo lo que te pienso, y mi gente sabe lo poquito de lo que te aprecio.

3lena

Estándar
Amor

Sin poner frenos

image

Cada vez que te enamores no expliques a nadie nada, deja que el amor te invada sin entrar en pormenores. -Mario Benedetti

Y eso es lo que estoy haciendo ahora, y me siento extraña, creo que nunca he dejado como ahora que los sentimientos me embarguen, sin poner frenos, barreras. Es extraño, increíble, indescriptible, nervioso, supongo que es solo amor, en su lado inocente, si te tengo, ya será completo.

3lena

Estándar
Oculto

Aprieta el lápiz

image

Aprieta el lápiz y piensa,
solo expresa.
No hay palabras que queman
ninguna expresa el miedo
el terror a seguir viviendo
y a morir en el intento.

Aprieta el lápiz y llora,
solo lluvia cayendo.
No hay palabra a la que
no se la lleve el viento.
No hay palabra que
no se diluya con el tiempo.

Aprieta el lápiz y ríe,
solo ríe.
No hay palabra que exprese la alegría,
¿para que vivir entonces?
No hay palabra que no se quede corta
al expresar el motivo de tu sonrisa.

Aprieta el lápiz y ama,
haz un agujero.
No hay palabras que puedas unir
y que formen lo eterno.
No hay palabras que puedas unir
y que formen un corazón.

Ya no aprietas el lápiz,
la punta rota.
Que de tanto pensar se gasta,
de tanto llorar se seca,
de tanto reír enloquece
que de tanto amor se pierde.

Estándar
Oculto

image

Su canto era la melodía de las sombras.
Sus plumas eran su luz.
Su afilado pico era su lanza.
Su lanza era roja por la sangre.
Sus afiladas garras eran cuchillos,
que cortaban el aire a quien entraba.

Ya sin aire te caías
al frío suelo,
que era la tumba.
Y como una buena madre,
te acunaba entre penumbras.

Luego tu alma salía
del cuerpo ya marchito,
y andaba y andaba
hasta encontrarse al Maldito.
El Maldito movía su larga capa
y te condenaba a escuchar la melodía
eternamente.

Y tú vuelves a la luz
pero los espejos te recuerdan
el Maldito está contigo,
y él jamás se aleja.

El Maldito

Minientrada