Buscar

The Freestyle Heist

Place to reflect on life, our dark side and all the craziness of our labyrinthine mind.

mes

febrero 2015

The crying game

Anuncios

All things go

Obsesión, locura…

image

Me encuentro mirando por la ventana como en una serie policíaca, ocultándome en las tinieblas mientras miro fuera, al sol, a la gente pasando, viviendo su vida como si todo fuera normal. No sé si estoy enloqueciendo o no, pero quiero dejar por escrito todo lo que pienso, no puedo soportar estar ocultando todo para que la gente no me tome por loca, necesito sacarlo fuera. Ahora volvamos a la ventana. La gente pasando, viviendo su vida como si fuera normal, para mí la vida no es nada normal. Bueno, antes quiero dejar claro mi concepto de cada cosa. Normal para mí es saber todo lo que yo sé y lo que no sé (desgraciadamente). Anormal para mí es vivir pensando que la vida se limita a nacer, estudiar, independizarse, crear una familia, envejecer junto a tu media naranja y morir. Puede que vuestro concepto sea justo al contrario, que lo normal para vosotros sea nacer para morir, y lo anormal sea saber todas las locuras que yo sé. Para mí la vida, viéndolo desde vuestro punto de vista de lo que significa normal y anormal, no es normal, para mí la vida es muy anormal. De echo es tan anormal que no sabemos hasta dónde llega su anormalidad, no sé si me entendéis. Todas las cosas oscuras (creo que no hace falta decir a lo que me refiero) que conocemos y las que creemos que no existen o simplemente desconocemos forman la anormalidad. Y para mí la vida es eso, es encontrar hasta qué punto es anormal todo. Tengo solo 14 años y estoy demasiado obsesionada con estas cosas, necesito ayuda…nunca lo había dicho tan abiertamente porque sé que es de cobardes, pero también pienso que un verdadero guerrero sabe cuando necesita ayuda, y yo ahora mismo la necesito. Como siga así me voy a volver loca, no aguanto estar de esta manera, me gustaría ver las cosas como las veis vosotros, ¡pero no puedo! He aprendido sobre tantas cosas que ya ni sé con certeza cual es la verdad, ya ni sé con certeza cómo empezó todo, solo sé que empezó, y ese es el problema. ¿Veis? Estoy así y soy tan joven, no me quiero ni imaginar lo que me espera a medida que vaya creciendo. ¿Sabéis? A veces me encuentro sola en mi habitación o en el cuarto de baño (me siento segura ahí, sé que es algo chistoso) y pienso en todo esto y siento unas ganas incontrolables de llorar, y a veces lloro son motivo, dejo que caiga una lágrima y ya, ahí se acabó, para mí eso es llorar. Sé que puedo acabar con este problema muy fácilmente, todo se solucionaría con la muerte, la muerte es la solución a todo (es de lo único de lo que estoy segura), pero…¿y si después de eso no hay nada? Y no quiero que todo acabe allí, NO QUIERO QUE ESTO ACABE. Por eso estoy así, porque me he obsesionado con que no quiero que esto acabe, no quiero que la vida se acabe dando lugar a la muerte, quiero cambiar el orden lógico de las cosas, quiero nacer para VIVIR, no nacer para morir. Ahora lo habéis comprendido, ¿verdad? No lo he dicho directamente pero sabéis a lo que me refiero. Siento haberos liado tanto para deciros mi obsesión, pero hasta a mí me parece de locos decirlo tal cual, con todas las letras, entonces no voy a culparos si vosotros me tomáis por loca. Porque SÉ que lo que digo existe, SÉ que se puede cambiar el orden lógico de las cosas, SÉ que ya se ha hecho, pero como todo en la vida, no estoy segura al 100%, hay una pequeña voz en mi interior (pero muy profunda que casi no puedo oír) que me dice que es mentira, que deje esto porque me estoy volviendo loca, pero entonces la callo con la esperanza y derramo otra lágrima, luego salgo al mundo con una sonrisa de oreja a oreja y nadie sospecha nada, ni lo más mínimo. Puede que me digáis que un loco no se plantea que está loco, pero os tengo que decir que aparte de mi vocecita, hay otra, mucho más potente que me dice que siga así, que busque eso que tanto anhelo porque existe, ¡EXISTE! Y también pienso que puede que no esté realmente loca, puede que entre los locos yo sea la más cuerda, pero entre la gente “normal” (desde vuestro punto de vista siempre) yo estoy loca, y bastante.

Pecados

666

Él me conducía por un pasillo oscuro illuminado por cientos de velas a los lados, la suave tela de mi túnica me rozaba las piernas desnudas al caminar. Nos paramos delante de una puerta con la inscripción del Ojo que todo lo ve y él la abre. Puedo ver una gran sala con un pentagrama invertido en el suelo. Hay cuatro personas con túnicas como la mía, cuando nos ven entrar se sitúan en una punta del pentagrama. Él me coge de la mano y me lleva hacia el que parece el líder y se sitúa en la punta del pentagrama que queda. El líder se quita la túnica y veo que tiene en todo el pecho un tatuaje de la pirámide y el Ojo que todo lo ve, los demás hacen lo mismo pero observo que ellos no llevan ese tatuaje. El Líder se acerca y me quita la túnica dejándome desnuda, me lleva hacia el centro del pentagrama y me hace un gesto para que me tumbe, luego vuelve a su posición inicial, en la punta del pentagrama.

 – “In Nomine Dei Nostri Satanas Luciferi Excelsi! En el nombre de Satán, Señor de la Tierra, Rey del Mundo, ordeno a las fuerzas de la oscuridad que viertan su poder Infernal sobre mí. Abrid las puertas del Infierno de par en par y salid del abismo para recibirme como su hermano y amigo! ¡Concededme las indulgencias de las que hablo! He tomado tu nombre para que se haga parte mía! Vivo como las bestias del campo, regocijándome en la vida carnal! Favorezco al justo y maldigo lo podrido! Por todos los Dioses del Averno, ordeno que lo que digo haya de suceder! Salid y responded a vuestros nombres, manifestando mis deseos! ¡OH, ESCUCHAD LOS NOMBRES!” – empiezan a decir todos – Astaroth, Azazel, Baphomet, Beelzebub, Dracula, Ishtar, Lilith, Mephistopheles, Moloch, Set, Tezcatlipoca.

Acto seguido el líder toca la campana en sentido antihorario y empieza a decir:

– ¡Satán, Lucifer, Belial, Leviatán!

Luego coge una daga y se acerca al chico que me condujo hasta aquí, le corta la muñeca y deja que la sangre caiga en el cáliz, después lo trae hasta mí, le hace un corte en el cuello y me dice:

– Bebe.

Clavo los dientes en su garganta y siento cómo se estremece de dolor. Deja caer todo su peso sobre mí y siento cómo poco a poco la vida va abandonando su cuerpo. Mientras, todos los demás van bebiendo la sangre del cáliz. El líder se dirige hacia la campana y la toca mientras dice:

– ¡Hecho esta! ¡Shemhamforash! ¡Salve Satanas!

Todos los demás excepto el líder salen de la habitación. Yo permanezco en el suelo en un estado de goce y de placer. El líder se acerca a mí y nos besamos con ansia. Me encanta su lengua acariciándome. Lo agarro con las piernas y siento cómo se introduce lentamente dentro de mí, suelto un gemido. Me penetra suavemente unos cinco minutos mientras besa mis pechos, yo empiezo a reírme mirando su cuerpo encima mía, tan vivo, tan caliente, y mirando el cuerpo del chico del que bebí, al lado, muerto, frío. Luego empieza a embestirme con ferocidad y entre gemidos nos corremos a la vez.

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑