Oculto

Tengo miedo

tengo miedo

De lo que tengo miedo es de tu miedo.
– William Shakespeare


Tengo miedo de cerrar etapas.
de comenzar algo nuevo.
Tengo miedo de perder mi esencia,
de olvidarme del olvido.
Tengo miedo a las negativas
y a las afirmativas.
Tengo miedo a los exámenes
que nos da la vida.
Tengo miedo a fallar,
a no conseguir eso que quiero.
Tengo miedo a la falta de música
en mis versos.
Tengo miedo al amor
y sus defectos.
Tengo miedo a la muerte,
al último aliento.
Tengo miedo a que la lluvia
no sea suficiente.
Tengo miedo a que el invierno
llegue de repente.
Tengo miedo a que la sequía
seque los sentimientos.
Tengo miedo a ser humano
y por tanto imperfecto.
Tengo miedo a no encontrar
respuestas.
Tengo miedo a no poder ver
lo que está delante de mis ojos.
Tengo miedo a fallarme a mí misma
y a los míos.
Tengo miedo a que tropiece
con la misma piedra en el camino.
Tengo miedo a que se rompan mis alas
y nadie las arregle.
Tengo miedo a no poder llorar
y derramar sangre a cambio.
Tengo miedo a que la pintura de las paredes se caiga
y se vean miedos ocultos de antaño.
Tengo miedo a que la sonrisa
se borre en mi espejo.
Tengo miedo a que la noche
deje de ayudarme.
Tengo miedo a desear no vivir
cuando antes deseaba la muerte.
Tengo miedo a las preguntas
por contestar.
Tengo miedo a esperar
y que nada pase.
Tengo miedo a las alturas,
se hace casi imposible volar.

Anuncios
Estándar
Oculto

Silencio, sonrisas, muñecas y dedos

imagen

 

El silencio esconde y las sonrisas confunden.
El silencio otorga y las sonrisas se pudren.

Las sonrisas alegran y el silencio calla.
Las sonrisas son ruidosas y el silencio raya.

Esconder confunde.
Otorgar pudre.
Alegrarse calla.
El ruido raya.

Las muñecas asustan y los dedos controlan.
Las muñecas engañan y los dedos funcionan.

Los dedos se mueven y las muñecas los imitan.
Los dedos se paran y las muñecas quedan fijas.

Asustar es controlar.
Engañar siempre funciona.
Ellos se mueven y nosotros imitamos.
Ellos se paran y nosotros nos quedamos anclados.

Estándar
Personal

Supongo que esto es un adiós

image

No sé si a todos les pasará pero a mí, personalmente, me cuesta mucho dejar atrás al pasado, sobre todo cuando se trata de una persona.

En esta entrada quiero hablaros de una determinada cuestión acerca de una persona maravillosa. Sí, digo maravillosa porque a pesar de que nuestra despedida haya sido algo desagradable es una de las personas que más he querido en el mundo y sé, con seguridad, que siempre la voy a querer.

Volviendo a lo que estaba diciendo… Hoy quiero hablaros de la sonrisa de esa persona. Recuerdo las innumerables ocasiones en las que hablábamos y reíamos. Reíamos mogollón, a veces cuando no debíamos, cuando la clase estaba toda en silencio. Cuanto más silencio había, más nos reíamos. Recuerdo que con ella arrojé mis primeras lágrimas de felicidad.

Cuando ella sonreía o reía, de manera tan natural, tan verdadera, se veía muy hermosa, era realmente la chica más hermosa que había visto nunca. Recuerdo que con su sonrisa aliviaba todos mis males. Yo podría estar fatal, tener el peor día de mi vida, fuere lo que fuere, ella me hacía olvidarlo todo con su sonrisa.

Ahora la veo y sigue sonriendo y riendo, pero no es como antes y me embarga una profunda tristeza. Su sonrisa transmite que se siente superior a los demás, que se siente envidiada, y probablemente sea así, pero no le quedan bien esos aires de superioridad.

Ya no se ve hermosa cuando sonríe, porque su sonrisa no es natural, sencilla como antes. Ahora la negatividad la ha rodeado. Vaya a donde vaya transmite esa oscuridad. Y repito, siento una profunda tristeza por eso, las malas influencias absorben toda su luz y ya no se ve realmente bella.

Bueno, creo que ya va siendo hora de que acabe este post. Como veis me cuesta mucho dejar atrás al pasado. Mi corazón quisiera que esta persona no me abandonara jamás, pero, ¿qué se le va a hacer? A nuestra vida llegan personas y, al igual que llegan, se van. Y está bien así. No pretendo que las cosas cambien. Esa persona no tiene que volver a entrar en mi vida, ya salió (y por la puerta grande), ya hizo todo lo que tenia que hacer.

Desde aquí quiero decirte que sigo sabiendo mirarte a los ojos, pero que tú fuiste siempre la mejor en esto.

3lena

Estándar
Vida

Inspiración

image

El mayor problema de un escritor es que te falte tu musa, la inspiración. Entonces te deprimes y te agobias porque tienes que escribir, se ha vuelto una necesidad, pero no sabes sobre qué hacerlo. Sientes que ya se ha hablado sobre todos los temas existentes, que ya se han inventado suficientes historias maravillosas y que las tuyas nunca serán tan brillantes como las anteriores. Pero no desvanezcas, escritor. Sigue llamando a la inspiración porque te pertenece. Al final volverá a ti. Además, como a ti te dan inspiración otros grandes escritores, tienes que ser fuerte, nunca sabes a quién inspiras.

Estándar
Vida

Amor-odio

image

Siempre vi al reloj cómo ese malvado que, con cada tic y cada tac, nos recuerda que queda menos para el final. Nunca entendí por qué cuando queremos que corra, anda (y muy lentamente) y cuando queremos que ande, corre (muy rápido). Creo que mi relación con mi reloj es de amor-odio, porque incluso cuando no funciona porque la batería se consumió sigo escuchando su tic tac por las noches. No me deja dormir, le gusta aterrorizarme. En el fondo agradezco su constante aviso de que pronto llegará la última hoja de mi libro. Por eso digo que mi relación con él es de amor-odio, porque creo que sin él mi vida no tendría sentido. Es uno más de mis amantes, junto a los espejos.

Estándar
Amor

Todo es por tí / Is all for you

cabeza humana con corazón en medio. amor.

Es por tí que mi tiempo transcurre más despacio. Es por tí que me angustio porque no puedo evitar odiar más y más el reloj y su insaciable tic tac, que transcurre rápido cuando lo queremos lento, que transcurre lento cuando lo queremos rápido.

Es por tí que aprendí a esconder desesperadas emociones. Es por tí que finjo, o al menos intento fingir, desinterés por el miedo que nos embarga al hacer algo prohibido, por el temor a equivocarnos y perderlo todo.

Es por tí que espero que la Luna desaparezca. Es por tí que odio las noches que antes amaba porque mi único deseo es que venga la mañana, el sol, un nuevo día y vuelva a ver tu tranquilizadora sonrisa, tus brillantes ojos.

Es por tí que me desespero cada vez que espero. Es por tí que espero ansiosa el momento de tocar con suavidad la hoja en la que, con un bolígrafo, escribes tus palabras. ¿Sabes? Las guardo con ternura y cuando quiero sentirte cerca porque la angustia es insoportable, el fingimiento horripilante y el deseo inaguantable las acaricio con la yema de los dedos o paso mis labios por ellas simulando un beso.

Todo es por tí.

Estándar
Oculto

Misiva mortal / Mortal letter

carta

Leonor esperaba ansiosa la respuesta a la misiva que había mandado al conde Ureña. Con suerte llegaría al día siguiente por la mañana temprano. Ella estaría despierta, apenas conseguiría conciliar el sueño por el miedo a una respuesta negativa a su petición. Leonor rezaba a los dioses paganos para que le concedieran el deseo. Deseaba con todas sus fuerzas que sus anhelos más secretos, solamente conocidos por Miguel, su hombre de confianza, florecieran como las flores en primavera. Había arriesgado todo su honor enviando esa misiva y si caía en malas manos o la respuesta a ella era negativa tenía muy claro lo que haría: suicidarse.

Estándar